Desde el punto de vista de un sitio web que desea recibir ganancias por el tráfico que tiene, el Costo por Click (CPC) es el ingreso obtenido luego que un visitante ha hecho click en un anuncio/publicidad. Éste valor lo determina el anunciante al que nos hemos subscripto en su red de anuncios.

Lógicamente un anuncio puede haber sido mostrado miles de veces hasta que alguien decide hacer click en él para ver que hay detrás del hermoso banner/anuncio/video que nos mostraron. Esto lo explicaremos en que es el CTR, o Click-through rate.

El CPC es comúnmente utilizado cuando el anunciante determina un presupuesto acotado que desea invertir diariamente. Cuando el anunciante llega a su presupuesto diario, el anuncio es pausado hasta el día siguiente y no se seguirán realizando impresiones del mismo y por consiguiente tampoco clicks.

Poniéndonos ahora en el papel de anunciantes, el CPC es cuanto deseamos pagar por cada click que se realice en nuestro anuncio, para lo cual tendremos que tener en mente que retorno generará ese click en nuestro negocio. Por supuesto que un click en un anuncio no es una venta concreta, por lo cual lo que invirtamos se irá prorrateando contra aquellos usuarios que efectivamente realicen la acción deseada, por ejemplo comprar nuestro producto en nuestro sitio web.

Avantix sugiere

El CPC es un factor determinante para el éxito o fracaso de un negocio, como tal, debe ser medido, estudiado y analizar los márgenes de ganancia/pérdida que pueden generar cambios en los comportamientos de los usuarios, anunciantes y competidores.

Un correcto plan de medios comienza con una planificación adecuada para determinar el recupero de la inversión.